¡Síguenos!

GANA VELOCIDAD CON UNA AUDITORÍA WPO

Como usuarios de Internet pocas cosas hay más molestas que las webs que tardan en cargar, que van lentas, donde los segundos parecen minutos… ¿verdad? Dicen que el que “espera desespera” y la solución cuando se agota la paciencia suele ser abandonar ese sitio web y buscar la misma información o similiar en otra página.

Si tienes una página web, no te interesa perder tráfico y posibles clientes de esta manera. ¿Has detectado este problema? ¿no entiendes porqué tu sitio web va tan despacio? Es hora de buscar soluciones: realizar una auditoría WPO es el primer paso. A partir de ahí, lograrás que tu web alcance la velocidad de la luz y las cargas interminables no volverán a ser un motivo de pérdidas.

 

¿Qué es WPO?

Vaya, estamos ante las enésimas siglas del mundo digital puedes pensar… Pero te aseguramos que éstas, en concreto, te interesa reconocerlas porque harán que tu web y por tanto tu negocio, aceleren el ritmo y funcionen mejor.

WPO o Web Performance Optimization puede traducirse como optimización del Rendimiento de Red y consiste en una serie de técnicas que buscan mejorar el tiempo de carga y renderización de las páginas web. Según distintos estudios si una web tarda en cargar más de 2,5 segundos el 66% de los visitantes decide irse. Esto no sucede solo en el mundo virtual, cuando no somos atendidos en un comercio en el tiempo que consideramos oportuno también abandonamos el local en busca de otro mejor. De modo que cuidar estos “detalles” es fundamental para no perder 2 de cada 3 posibles visitantes de tu web, e-commerce o blog.

Optimizar todo lo relativo a los tiempos de carga y velocidad de tu web entra dentro de la optimización SEO, no en vano, se trata de prácticas que mejoran el rendimiento de la página y, en consecuencia, su posicionamiento web. Sin embargo, las herramientas y técnicas de WPO son suficientemente importantes y específicas para dedicarles un apartado concreto y entidad propia. De hecho, es posible auditar tan solo esta parte concerniente al SEO y con los datos obtenidos aplicar soluciones que nos harán avanzar mucho.

¿Qué hace una auditoría WPO?

La velocidad de carga es clave para una grata experiencia de usuario por ello cada vez se le da más importancia a la hora de posicionar webs. Una auditoría WPO te ayudará a mejorar este punto gracias a un análisis exhaustivo de todos los elementos que impactan de un modo u otro en la rapidez de un sitio web (teniendo en cuenta además, la velocidad de carga en distintos dispositivos).

Por supuesto, existen herramientas gratuitas como PageSpeed Insights o Pingdom Tools que pueden ayudarte a hacerte una idea de dónde está el problema de carga pero, sin duda, acudir a expertos en SEO especializados en WPO es lo ideal. Solo profesionales experimentados podrán analizar métricas, código, hosting y utlización de recursos de forma adecuada en un proceso que puede durar semanas.

El estudio pormenorizado es solo la primera parte de la auditoría, ya que después con toda esa información se debe plantear una estrategia de mejora que permita optimizar los recursos invertidos, tanto económicos como de tiempo.

Partes de una auditoría WPO.

Para que te hagas una idea estas son algunas de las variables más importantes que se estudian en una auditoría WPO:

  • Latencia y tiempos de respuesta del servidor. Aquí se tiene en cuenta si el servidor es compartido, si nos están enviando spam, en dónde está consumiendo recursos la máquina…

  • Peticiones http al servidor. Al reducir las peticiones http al servidor (los elementos que se descargan para visualizar una web) ayudamos a mejorar los tiempos de carga. Comprimir el código de este tipo de archivos tipo CSS y JS y aplazar su carga si no afecta a la visualización del usuario, es siempre una buena idea.

  • Sistemas de caché. Siempre hay que tratar de restar trabajo al servidor almacenando información en los navegadores de los usuarios. Así, cuando visitan nuestra web por segunda vez lo harán mucho más rápido al haber guardado información estática de la página que se cargará en un abrir y cerrar de ojos.

  • Análisis de imágenes. Cuanto más pesadas sean las imágenes más aumenta el tiempo de carga por lo que optimizar todo el contenido visual de tu página web es justo y necesario.

  • Comprensión GZIP o Deflate. Comprimir el código fuente de la web es una práctica habitual para mejorar el tiempo de carga ya que la petición llega antes al destino final.

  • Habilitar Keep Alive: Se trata de una comunicación entre el navegador y el servidor donde el servidor le dice al navegador que puede coger más de un archivo al mismo tiempo, ganando en velocidad.

Por si fuera poco una auditoría WPO estudia diferentes métricas como Time to First Byte (TTFB) , First Contentful Paint (FCP), Speed Index (SI), Total Blocking Time (TBT), etc. Estas métricas darán datos fiables sobre el nivel de rendimiento. Además, se revisa tanto el CMS como las plantillas o el código en el caso necesario.

Conclusión.

Si tu web es lenta no dejes pasar más el tiempo y no sigas perdiendo visitantes y posibles ventas. Acude a profesionales que analicen tu caso y planteen soluciones y mejoras reales. El resultado será espectacular porque no solo hablamos de tener una web más rápida sino de conseguir un mayor número de visitas, tener una menor tasa de rebote, mejorar la experiencia del usuario, aumentar el tráfico orgánico, mejorar el retorno de la inversión… y toda una serie de ventajas que solo una auditoría WPO hecha por expertos te puede aportar.

Al fin y al cabo, se trata de labores que requieren una alta especialización técnica y conocimientos de programación o desarrollo web. Que no te de miedo la velocidad y haz de tu sitio un coche de Fórmula 1 gracias a la optimización del rendimiento de tu web.

¿Hablamos?

No dudes en contactarnos: nuestro equipo de expertos te solucionará cualquier consulta que tengas.

Estate al día con nuestras novedades

*Campo necesario