¿CÓMO TRANSMITIR TU VISIÓN EMPRESARIAL A LOS CLIENTES?

Compartir:

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on pinterest
Share on email
Visión empresarial

¡Qué difícil es transmitir nuestros pensamientos cara a cara! encontrar las palabras adecuadas, estar seguros de que la otra persona ha entendido lo que le queríamos decir… Si en la comunicación personal muchas veces existen estos problemas, ¿qué no pasará con la comunicación online? ¿Cómo podemos estar seguros de que estamos transmitiendo los valores de nuestra empresa al público? ¿Está llegando nuestra visión empresarial a los clientes? Algo tan básico no puede dejarse al azar. Trabajar en la comunicación digital puede ayudarnos a encontrar la ansiada sintonía entre lo que pensamos y lo que recibe el cliente. Veamos cómo lograrlo.

Definir y transmitir la misión y visión de la empresa.

En primer lugar, y aunque parezca obvio, para poder transmitir a los clientes nuestra visión empresarial tenemos que tener clara cuál es y comunicarla a toda la plantilla para ir de la mano y trabajando en la misma dirección. De nada sirve un líder con las ideas diáfanas si no sabe hacer llegar a sus empleados las mismas. Pero conseguir esto no es algo sencillo ya que los sueños y aspiraciones de las empresas suelen ser conceptos abstractos y a menudo de difícil comprensión.

Tener bien definidas la misión y la visión nos hará más fácil saber hacia dónde queremos ir y cómo conseguirlo. Podemos definir la misión como la razón de ser de la empresa, lo que la marca hace por sus clientes en la actualidad y que ha de responder a 3 preguntas: ¿quiénes somos?, ¿qué hacemos? y ¿por qué estamos aquí? La visión empresarial, por su parte, es un concepto más amplio que nos habla de dónde queremos estar en el futuro, ha de marcar el rumbo a los trabajadores y ser aliciente y motor para orientar las decisiones estratégicas.

La visión ha de ser compartida para conseguir inspirar y enfocar el trabajo de todos. Como líder de tu empresa es responsabilidad tuya hacer llegar esa visión a tus empleados, pero ¿cómo puedes hacerlo de forma efectiva? Te damos unas pautas:

  • Cuenta una historia: con una buena narración darás vida a la visión, crearás confianza y se recordará más fácil.

  • Transmite la máxima información: da datos, detalles e información actualizada.

  • Fomenta la comunicación horizontal: impulsa el intercambio de experiencias y aboga por la participación y el diálogo de todo el equipo.

  • Ten conversaciones uno a uno: involucra a las personas y sé persuasivo adaptando el mensaje al receptor.

  • Sé ejemplo de lo que hablas: refuerza lo que dices con tu comportamiento y gana credibilidad.

  • Crea recuerdos: emplea música, eslóganes, metáforas… lograrás permanecer en la memoria de tus empleados.

  • Ponle pasión: si te muestras motivado esa energía se contagiará a tus trabajadores y colaboradores.

Una vez toda tu plantilla tenga clara la visión y sea partícipe de ella, será mucho más sencillo estar motivados y poder transmitir los valores de la empresa a los clientes y al público en general.

La importancia de una buena comunicación online.

La comunicación online es aquella que se lleva a cabo a través de los medios sociales y las diferentes plataformas que existen en Internet. Esta comunicación puede ser bidireccional, ya que permite que el emisor y el receptor puedan intercambiar opiniones. A la hora de transmitir nuestra visión empresarial tendremos que cuidar todos los detalles de nuestras comunicaciones y presencia digital para que sean coherentes y den a entender lo mismo.

De nada sirve que en la web digamos que nuestro objetivo es ayudar a las personas si luego no respondemos los mails de nuestros clientes, por ejemplo. Si queremos ser vistos como una empresa preocupada por la ecología y el Medio Ambiente tampoco tendrá sentido que el packaging de nuestros productos sea muy abundante e incluya plásticos. Cada decisión que comuniquemos al público tiene que ir en sintonía con esa visión por la que trabajamos, solo así lograremos ser percibidos y entendidos como queremos.

La web: clave en la transmisión de la filosofía de la marca.

La página web es una herramienta de comunicación fundamental que ayudará a fijar en la mente del público la filosofía y valores de tu marca. Podemos considerar la web el escaparate donde mostrar lo mejor de nosotros mismos, aquello que queremos que nuestros clientes vean y recuerden de la empresa. Un diseño web personalizado es primordial para conseguir este objetivo, así como cuidar con mimo ciertos detalles:

  • El logotipo: el nombre y logo de tu negocio deben estar bien visibles y ser identificables en un lugar preferente de la web.

  • La tipografía y gama de colores: busca la coherencia entre los elementos gráficos y lo que quieres representar. ¿Quieres transmitir profesionalidad, desenfado, experiencia…? Lo mismo sucede con los colores corporativos. El color es una vía principal de comunicación y el significado de cada matiz debe ir en línea con los valores que quieres comunicar.

  • La sección “sobre nosotros”: tu misión y valores deben estar aquí expuestos de forma clara, simple y directa. Incluye imágenes que acerquen al usuario a tu empresa, te permitirán transmitir confianza y transparencia.

  • El tono y estilo de tus textos: la forma en la que te comunicas dice mucho de la personalidad de tu marca, adáptate a tu público y crea contenido de valor pensando en el gusto de tus clientes. Conecta con ellos comunicando tu visión.

  • Los archivos multimedia: cuida todos los elementos siguiendo la guía de estilo, tu personalidad estará presente en cada video e imagen que compartas.

  • El portfolio: aprovecha este espacio para enseñar lo mejor de tu marca, tus productos estrella o explicar con esmero tus servicios.

Cuidar todos los detalles de la comunicación digital.

La web es tu escaparate, pero en la comunicación digital existen infinidad de vías a través de las cuáles también vas a transmitir los valores y la visión de tu empresa. Cuida el trato al cliente que ofreces online, trabaja las RRSS de forma paralela y coherente, fomenta el feedback con tus clientes para saber qué opinan de ti en cada momento, no dejes de lado la publicidad digital, una forma fundamental de llegar a los clientes y mostrar valores de forma creativa… En definitiva, planifica y gestiona tu comunicación online para que todos los elementos que utilices sean congruentes y acordes con tu filosofía y consigue una vinculación total con tus clientes.

Siempre conectado

Te recomendamos