Categorías
marketing online RRSS

¿CUÁLES SON LAS TENDENCIAS DE INSTAGRAM ESTE 2023?

Pasada la cuesta de enero, es hora de revisar si estamos cumpliendo los propósitos que nos pusimos para este año. Seguro que uno de tus objetivos era dar más relevancia a las RRSS de tu empresa y, en concreto, a Instagram, una de las más potentes. ¿Pero por dónde empezar? Tranquilo, te contamos cúales son las tendencias en Instagram para este año para que sepas dónde poner todos tus esfuerzos de marketing y lograr así mayor impacto en esta plataforma.

Tendencias Instagram 2023:

Desde sus inicios a la actualidad pasando por la compra por parte Facebook, Instagram ha crecido muchísimo en usuarios y es una aplicación totalmente distinta a la que era en sus comienzos. Como sucede con otras tantas cosas en la era digital, lo que ayer era tendencia hoy ha quedado obsoleto. De modo que hay que manternerse actualizado y estar al día de las últimas modas y noveades.

Lo que está claro es que cualquier modelo de negocio que se precie sabe bien que debe crear una cuenta profesional y posicionarla en Instagram. Así que para aprovechar al máximo las posiblilidades de esta red social y para ser relevante te desvelamos las tendencias clave del 2023:

  • Contenido efímero: es una de las tendencias más importantes en Instagram en 2023. Las historias de Instagram y otros formatos de contenido efímero, como TikTok, se están volviendo cada vez más populares y se espera que sigan creciendo durante este año. Youtube sigue esta tendencia con sus Shorts. Usa esta opción para compartir contenido auténtico y espontáneo y conectar con tu audiencia de manera más personal.
  • Crear comunidad: comparte contenido relevante y atractivo para mantener la atención de tu audiencia e interactúa con ellos respondiendo a sus preguntas y menajes. Fomenta la participación de los usuarios a través de encuestas, sorteos, webinars, eventos en linea… Emplea hastags, haz directos, en definitiva, ofrece valor a tu audiencia y consigue que sientan que forman parte de una comunidad única y especial en la que se sienten bien y a la que quieren pertenecer.

 

  • Historias más largas: las historias de solo unos segundos siguen funcionando pero algo que ya se puede hacer y que seguirá siendo una tendencia en 2023 son las historias de Instagram de 60 segundos de duración. Saca partido a ese minuto para contar tu historia con más detalle y tener más tiempo para promocionar productos o servicios. Conseguir mantener la atención de la audiencia durante tanto tiempo online es todo un reto así que usa solo stories de 1 minuto cuando el contenido valga realmente la pena y tengas mucho que decir (el objetivo es que ese minuto pase volando).

 

 

  • Ofrecer variedad de formatos: los usuarios lo quieren todo. Aunque los Reels son uno de los formatos más usados y con mejor alcance, lo cierto es que no debes caer en la tentación de publicar solo este tipo de videos. Lo ideal es variar y combinar todos los formatos que ofrece Instagram para llegar a una mayor audiencia. Cada usuario es diferente y cada formato se adapta mejor a un tipo de contenido. Tienes que diseñar y planificar semanalmente los formatos que vas a utilizar, te ponemos un ejemplo:

 

  • Reels: 2 por semana.
  • Historias: diarias, ya sean espontáneas o diseñadas.
  • Carruseles: 2 por semana.
  • Post de una sola imagen: 3 por semana.

Elijas el formato que elijas ¡que sea vertical! Incluso para los post de una sola imagen la forma cuadrada típica de Instagram ha quedado caduca. Apuesta por fotos y videos verticales que ocupan toda la pantalla del móvil y permiten dar más información. Y recuerda, cuando hagas tus grabaciones: ¡no es cine! ¡es Instagram!

  • Mimar los videos: te acabamos de decir que utilices todos los formatos que ofrece Instagram, sí. Pero una de las tendencias que llevan tiempo funcionando nos dice que hay que priorizar los contenidos visuales, con el vídeo a la cabeza. De modo que aunque uses carruseles o post fijos no dejes de publicar Reels ya que consiguen entre  el doble y 12 veces más alcance que  los demás formatos. Aquí tienes unos consejos para que hagas unos vídeos perfectos:

 

  • Los primeros 3 segundos son clave para enganchar al público o que pase a otra cosa. Pon todo en el asador al inicio.
  • Las músicas en tendencia te garantizan un mayor alcance, emplea aquellas melodías que están sonando en cada momento y adapta la el video y las transiciones al ritmo de la música.
  • Vídeos originales, variados, con diferentes planos inesperados, texto que refuerce el mensaje…

 

  • Candid Stories. Seguimos con los videos, en este caso las historias que se apuntan a la moda de la naturalidad que ha cobrado relevancia con apps como Be Real. “Candid” es una sección de los stories en los que se podrán compartir instantáneas de lo que estás haciendo en cada momento: sin filtros ni montajes. Es la respuesta de Instagram a la app BeReal como adoptó otras tendencias de Tik Tok.

 

  • Publicidad e influencers más sinceros: con el fin de acallar quejas de usuarios y que los contenidos publitarios estén claramente indicados desde el 2021 el nuevo estándar es usar etiquetas como #patrocinado, #publicidad, #patrocinado por, #en colaboración con o #anuncio en aquellos contenidos que son colaboraciones pagadas. Ahora además el pasado 7 de julio de 2022 se aprobó la nueva Ley General de Comunicación Audiovisual(LGCA), mejor conocida como la ley de influencers que persigue la regulación de los contenidos en Internet y busca equilibrar la competencia en materia de publicidad.

 

  • Instagram Notes.Se trata de uno de los cambios en Instagram más originales. Son notas  que apareceren sobre el perfil de cada usuario en las que podrás escribir hasta 60 caracteres. Una especie de tuit o de estado de whats up que puedes ir actualizando a diario.

 

  • Instagram Hacked.La seguridad también ha mejorado este año. Si tu cuenta es hakeada podrás recuperar el control de tu perfil lo antes posible gracias a un  sistema de protección en el que la propia red social estudiará cada caso en para devolver la cuenta a sus legítimos propietarios.
Categorías
marketing online

¿QUÉ ES Y PARA QUÉ SIRVE UNA LANDING PAGE?

Landing page, página de inicio, página de aterrizaje, página de destino… se puede llamar de distintas manera pero la página web a la que llegas tras hacer clic desde un enlace externo es fundamental en la estrategia de marketing online.

Las landing page deben cuidarse y optimizarse para convertir visitantes en leads. Te mostramos qué características tienen que tener para seducir a los usuarios y lograr una landing page que convierta de verdad. ¡Despegamos!

¿Qué es exactamente una landing page?

La landing page es la página web a donde llega el usuario para realizar una acción concreta tras entrar en un enlace, banner o cualquier otro botón de llamada a la acción (CTA). Su función principal es generar leads para convertir usuarios en clientes. Para ellos estas páginas de aterrizaje cuentan con pocos elementos, para evitar distraer la atención de los usuarios, pero muy atractivos y potentes (es por ello que el diseño es fundamental).

Por lo general, las parte de una landing page son el título, el cuerpo, una imagen y un formulario. Cada uno de estos elementos ha de cuidarse orientado a conseguir el objetivo, que es convertir y que puede materializarse de distintas maneras: consiguiendo que el usuario se descargue un e-book, que se suscriba a una newsletter, que realice una compra… Toda la landing page tiene que estar dirigida a lograr que el usuario realice esa acción que previamente habremos definido.

Como ves, este tipo de páginas van dirigidas a un público específico y están especializadas en una oferta concreta por lo que suelen ser muy efectivas. Lo ideal es que cada página de tu web esté tratada como una landing page tiene que estar dirigida a lograr que el usuario realice esa acción que previamente habremos definido.

Como ves, este tipo de páginas van dirigidas a un público específico y están especializadas en una oferta concreta por lo que suelen ser muy efectivas. Lo ideal es que cada página de tu web esté tratada como una landing page utilizando técnicas de copywriter que generan conversiones.

¿Cómo funciona una página de aterrizaje?

Para que una landing page funcione es muy importante que tenga un único objetivo y que se perciba como un espacio limpio y libre de distracciones. A menudo, las landing page eliminan el clásico menú para no despistar al usuario con múltiples opciones. Además, debe ser una página bien estructurada, agradable y con un alto nivel de usabilidad. Utilizar un gancho ofreciendo algo de mucho valor y gratis suele ser clave para conseguir que los usuarios dejen sus datos. 

En definitiva, la landing page funciona porque consigue construir una relación más cercana con el cliente. El usuario llega a la página por iniciativa propia al clicar un anuncio, enlace u otra llamada a la acción, y se encuentra con una web diseñada para facilitarle la obtención de algo que desea de forma rápida y sencilla a cambio de sus datos. De esta forma se genera confianza, al ser una forma menos invasiva de acercarse al cliente por parte del equipo de ventas de la empresa. De hecho, si la landing page está realmente bien hecha, el usuario no percibe que esté siendo conducido por una acción de marketing digital.

Beneficios de las landing page.

Convertir leads es su último fin, pero por el camino las páginas de aterrizaje ofrecen múltiples ventajas:

  • Son un lugar perfecto para explicar tus ofertas y promociones.
  • Sirven para recopilar información muy valiosa, insights que te ayudarán a conocer mejor a tus visitantes y a diseñar estrategias para atraerlos.
  • Ayudan a identificar a tus prospectos ideales, aquellos que más engagement tienen con tu marca.
  • Se pueden usar para apoyar otras estrategias de Inbound Marketing y Marketing de Contenidos ya que están relacionadas con materiales que pueden compartirse en otros canales como RRSS, campañas de email marketing, etc.
  • Son páginas más económicas que una web completa.
  • Es una excelente herramienta de SEO, como se utilizan muchas palabras clave esto repercute en el posicionamiento orgánico de la web.

Conoce los distintos tipos de páginas de aterrizaje.

Existen distintas formas de clasificar las landing page principalmente según de donde procedan (es decir, desde donde llega el usuario a esa página de destino) o según donde esté ubicada (dentro o fuera de nuestra web principal).

Según su procedencia:

  • Página de aterrizaje para campañas de Social Ads.
  • Página de aterrizaje para campañas SEM.
  • Para conseguir suscriptores.
  • Página de aterrizaje para páginas de publicidad digital.

Según su ubicación:

  • Landing page dentro de la web principal. Se llega a través de un Call to Action que se encuentre en la propia web, como por ejemplo, un enlace a una descarga de contenido de valor (ebooks, infografías, catálogos, newsletter, etc…). Debe tener el mismo estilo estético que el resto de la web y poder acceder a ella de forma orgánica, por lo que tiene que estar optimizada para SEO.
  • Microsite. Hablamos de microsite cuando la página de aterrizaje se diseña en un sitio web aparte de la página web principal. Se crean con un propósito concreto y tienen dominio propio. Estos microsites no posicionan de forma orgánica y se utilizan sobre todo para campañas PPC (Pago Por Click) en Google Ads o en otras plataformas como Microsoft Advertising o Facebook Ads. También se utilizan para las campañas de email marketing.

Características de una landing page de éxito.

Sea cual sea el objetivo de tu página de aterrizaje existen unos rasgos comunes en todas ellas que han de cumplirse para considerar que es una página optimizada y garantizarte resultados. Te mostramos esas características principales:

  • Tiene que estar escrita de forma clara y concisa.
  • Del mismo modo, el valor de la oferta tiene que estar explicado de forma sencilla y precisa.
  • Tiene que ser una página de carga rápida para evitar abandonos.
  • El formulario que incluya debe tener el menor número de campos posible y ayudar a segmentar el cliente que buscamos.
  • Es conveniente añadir elementos multimedia que llamen la atención del usuario.
  • Por el contrario, se deben eliminar enlaces y cualquier otro elemento que pueda distraer al usuario y hacer que abandone la página sin haber rellenado el formulario.
  • Debe mostrarse de forma clara el consentimiento explícito que tiene que dar el usuario para recibir informaciones comerciales.
  • Es bueno contar con una página de agradecimiento para que una vez relleno el formulario el usuario siga navegando por nuestra web.

Ya ves que las landing pages son un recurso muy valioso para generar tráfico, mejorar tu SEO y fortalecer tu marca online. Va siendo hora de aterrizar y poner en práctica todo lo que te hemos contado, ¿no crees?

Categorías
marketing online

CÓMO CREAR TU PLAN DE MARKETING DIGITAL

Lanzarse al mundo digital sin tener claros los objetivos que quieren lograrse y un plan para alcanzarlos, es un error muy común entre pequeñas y medianas empresas. Muchas veces pensamos que poner en marcha una tienda online y crear unos perfiles en redes sociales es suficiente. Sin embargo, para ser visible en los motores de búsqueda, tener una buena presencia digital corporativa y generar y gestionar contenidos, campañas, etc. hace falta mucho más, como por ejemplo, un Plan de Marketing Digital a la altura.

El primer y fundamental paso es contar con un Plan de Marketing Digital que ponga nuestro barco en el rumbo correcto. Se trata de una guía en la que se detallan los objetivos que se quieren alcanzar, así como las estrategias para conseguirlos. Te invitamos a que cojas el timón con firmeza y seguridad y elabores tu propio plan de marketing digital para llegar a buen puerto.

¿Qué es el Plan de Marketing Digital?

Como te adelantábamos, el plan de marketing digital es un documento que recoge los objetivos de tu empresa y la planificación de los distintos elementos que componen tu estrategia de marketing online, es decir, cómo la vas a desarrollar, las acciones que llevarás a cabo, etc. Además, en el plan de marketing digital se incluyen también los canales online con los que vas a trabajar y la inversión que harás en cada uno de ellos.

Ya tengas un plan de marketing general e incluyas en él el plan de marketing digital o trabajes independientemente los planes offline y online, lo importante es que los objetivos de ambos estén alineados con los propósitos de la empresa.

Otro punto básico para que tu plan de marketing digital sea exitoso es realizar un análisis previo exhaustivo que muestre cómo es la presencia de tu marca online. Saber qué se ha hecho hasta ese momento y en qué punto se encuentra tu empresa hará más sencillo moverte hacia la dirección correcta.

Por último, has de saber que el plan no tiene que dejar ningún cabo suelto, en él habrá que tener en cuenta el SEO, el posicionamiento web, las RRSS, los objetivos y estrategias, las métricas, etc. Y recuerda que sea cual sea el tamaño de tu empresa definir las acciones que llevarás a cabo en el mundo online y calendarizarlas es indispensable para conseguir los objetivos marcados.

Principales pasos para la creación del plan

Nos ha quedado claro que contar con un plan de marketing digital no es una opción sino algo imprescindible hoy día. Ahora vamos a ver cuáles son las fases y partes más importantes del plan de marketing digital:

1) Análisis (interno, externo, DAFO). 

Debes tener claro cuál es tu modelo de negocio y realizar un análisis tanto interno como externo que te sitúe frente a la competencia. Ya que hablamos de marketing digital, algunos de los puntos que una auditoría estudiará son los siguientes: tu página web y las de la competencia, situación del blog si existiera, análisis SEO de la web (palabras clave, backlinks, visibilidad online, indexabilidad…) estrategias en redes sociales e email marketing, competencias en Google Adwords, reputación online, analítica web…

Todos los datos obtenidos han de plasmarse en un análisis DAFO que nos muestre cuáles son nuestras fortalezas y debilidades a nivel interno y cuáles nuestras oportunidades y amenazas a nivel externo. El DAFO nos servirá para definir las estrategias de marketing digital posteriores.

2) Define tu cliente ideal.

Es muy interesante realizar una representación ficticia de nuestro cliente potencial o buyer. Para ello, tendremos en cuenta factores como su comportamiento, información demográfica, motivaciones o necesidades. El objetivo es estudiar al detalle tu público objetivo para dar con el retrato robot de quién es el cliente de tu marca.

3) Establece objetivos.

Para fijar los objetivos hay que tener en cuenta la situación digital actual y los recursos económicos y humanos de los que disponemos. Los objetivos por otra parte deben ser específicos, medibles, alcanzables, relevantes y enmarcados en un tiempo concreto. Pueden referirse a las ventas, al SEO, al branding, a los leads… Lo importante es que sean unos objetivos claros y concretos como, por ejemplo, «aumentar el tráfico de la web un 15% en 3 meses» o «que las ventas de la tienda online crezcan un 20% en 6 meses».

4) Estrategias y tácticas.

Siempre con los objetivos que hemos marcado en mente (de atracción, conversión, fidelización…), tocar pensar qué hacer para conseguirlos. Hay que definir los canales que usaremos y ver si nos interesa hacer una estrategia de contenidos, de social media, de SEO, de Adwords, de CRM, de email marketing… o varias conjuntas. Posteriormente, habrá que elegir las tácticas adecuadas para cada caso. Si nos decantamos por una estrategia de email marketing, por ejemplo, ampliar la base de datos, automatizar los procesos o crear una newsletter pueden ser tácticas adecuadas.

5) Marca un calendario.

Un timming o calendarización nos ayudará a saber cuándo debemos llevar a cabo nuestras acciones, a tener una visión global, a no olvidarnos de nada y a cumplir metas. Así que ya sabes, organiza el tiempo y ten un control diario, semanal y mensual de lo que vas a ir haciendo. Recuerda que para que todas tus acciones tengan el máximo éxito posible, es imprescindible que las lleves a cabo en el momento y en el lugar oportunos.

6) Revisión y medición.

El plan de marketing digital es una guía, no una Biblia inamovible. Es vital hacer revisiones puntuales y ser capaces de cambiar detalles según cuáles estén siendo los resultados. Así evitaremos errores y no nos alejaremos de nuestras metas. Para ello son básicas las mediciones que nos dirán cómo está siendo el rendimiento de nuestras acciones. Utilizar herramientas de analítica web es lo indicado en este punto, así como establecer los KPIs (las métricas principales de nuestro plan de marketing de las que deberemos hacer un seguimiento periódico).

7) Presupuesto.

Como a estas alturas ya sabes lo que vas a hacer, es el momento de contabilizar cuánto va a costar el plan de marketing digital teniendo en cuenta el personal que vas a necesitar, las herramientas que vas a utilizar o la inversión en publicidad a realizar. Generalmente, este presupuesto se hace a un año vista.

¿Tienes ya tu guía para lograr los objetivos de tu empresa y mejorar tu situación competitiva? Si no es así, no esperes más y ponte a ello. Puedes empezar por los pasos que te hemos dado, usar herramientas y plantillas para elaborarlo o acudir a profesionales que podrán ponértelo mucho más fácil. Lo importante es que cuentes con una hoja de ruta y avances por todo el mundo digital sin dar palos de ciego ¡ya no hay excusa!

Categorías
marketing online

WEBINARS, CAPTA LA ATENCIÓN DE TUS LEADS

A raíz de la pandemia la forma de trabajar, estudiar o relacionarnos ha cambiado por completo. Muchas de las soluciones que se implantaron en aquel momento llegaron para quedarse ya que la comodidad y la facilidad que ofrecen está muy valorada. Es el caso de la formación online o webinars que viven su mejor momento y sirven, entre otras cosas, para ayudarte a captar clientes.

¿Pero cómo puedes conseguir que este tipo de contenido impulse tu negocio? ¿Y cómo lograr llamar la atención de posibles clientes con videos de formación? Te damos las pistas oportunas para que optimices tu webinar y le saques todo el partido.

¿Qué es y cómo se hace un webinar?

No vamos a empezar la casa por el tejado. En primer lugar ha de quedar claro que es un webinar, para qué sirve y cómo podemos crearlo… Y te prometemos que es mucho más sencillo de lo que parece. Un webinar no deja de ser un contenido formativo en formato video que se imparte a través de Internet. Puede tratarse de un taller, una presentación, una conferencia o cualquier otro tipo de curso cuya primera emisión, por lo general, es en directo en una fecha y horario específicos. Por supuesto, se puede grabar, guardar o volver a verse o emitirse con posterioridad.

La palabra webinar proviene de la unión entre web y seminario con lo que su carácter formativo está ya implícito en el nombre. De modo que los videos o presentaciones que se muestran a través de webinars tienen que tener siempre ese objetivo: educar, formar y ser prácticos.

Tu webinar podrá ser gratuito o de pago, según tus intereses, y las personas que asistan online tendrán que apuntarse con antelación. Llegado el momento el profesor o speaker dará la clase ayudándose de videos, esquemas, presentaciones, imágenes, etc. y los asistentes podrán participar y comunicarse mediante chat, audio o vídeo. Es decir, existe un feedback muy provechoso para ambas partes.

Hoy en día organizar webinars no es algo complicado gracias a la existencia de distintas plataformas que permiten la realización y distribución del evento por la red. Como ejemplos podremos citar a Google Hangouts, Anymeeting, GoToWebinar e incluso YouTube Live.

Usar los webinars dentro de la estrategia de contenidos.

Ya ves que los webinars tienen una función educativa fundamental. Pero por otra parte, son un tipo de contenido que forma parte de la estrategia de marketing como puede serlo un blog o un podcast. Es por ello que hay que cuidarlo y tratarlo como una herramienta para atraer y deleitar a futuros clientes.

El feedback del que hablábamos antes nos da la ocasión de recabar información de los clientes, saber cuáles son sus intereses y adaptarnos mejor a ellos. Además, un webinar es uno de los tipos de contenido que más engagement tiene y eso es algo que debemos exprimir.

Por todos estos motivos conviene que tu webinar forme parte de una estrategia inbound de contenidos para atraer prospectos, fidelizar clientes o ampliar tu lista de emailing (según las necesidades de cada momento).

Te damos algunos consejos para captar la atención de los usuarios y ubicarte como experto en el mundo virtual:

Antes del webinar:

  • Conoce bien a tu público: escoge una temática que encaje con tu negocio y guste al mayor número de personas posibles pero que no sea demasiado genérico (tu fin es que se registren cuantos más usuarios mejor).

  • Elige la fecha y hora adecuadas: mira que no coincida con otras emisiones importantes, ferias o eventos. Evita fines de semana y horas laborables (la gente está a otras cosas lógicamente).

  • Elabora el contenido del curso: debe ser de verdad interesante y todo ha de estar guionizado y ensayado para que luego salga a la perfección y dé tiempo al conducir a un turno de preguntas.

  • Promociona el evento: hacer campañas de email marketing, redes sociales, landing pages y banners incrementará el alcance de tus webinars de manera notable.

  • Amplía tu base de datos: guarda el correo electrónico de las personas registradas para contactar con ellas más tarde.

  • Programa emails recordatorio: deben mandarse varias veces antes del evento para asegurarnos de que los invitados no se olvidan de asistir.

  • Comprueba el funcionamiento de la plataforma: horas antes del inicio de la clase revisa que todo va correctamente, evitarás disgustos.

Durante el webinar:

  • Involucra a tu audiencia: durante la clase interactúa con el público desde el principio, presenta a los participantes, llama a los asistentes por su nombre, sé creativo y agradece su presencia.

  • Enseña tu personalidad y la de tu empresa: la persona que imparte el curso (ya seas tú u otro experto) tiene que mostrarse dinámico y entusiasmado, a nadie le gustan las charlas aburridas y monótonas. Crea vínculo con tu audiencia.

  • Emplea el storytelling: simplemente cuenta una historia, es una herramienta muy poderosa que consigue mantener la atención de los usuarios.

  • No te olvides de las preguntas: permite que el público plantee dudas, haga comentarios y participen de forma activa.

  • Haz demostraciones: si hablas de un producto o servicio, muestra cómo es y cómo se utiliza. A todos nos gusta un poco de acción.

  • Cierra captando: usa un gancho como ofertas para los primeros que contesten tras la webinar, deja una promoción que dure 48 horas, o algún «premio» similar.

  • Duración del webinar: es importante no excedernos ni extenuar con datos e información al usuario. Una duración máxima de hora y media es más que suficiente y recuerda apoyarte en material audiovisual de calidad para hacer la charla más amena.
  • ¡Grábalo!: no te olvides de grabar tu webinar para mandárselo a aquellos que al final no pudieron conectarse, colgarlo en tu web, hacer un tutorial a posteriori, etc.

Por último, te recomendamos que aunque un webinar puede usarse para vender, este no es su fin principal. Lo más adecuado es usar este contenido para aportar valor y crear estrategias más tarde con las personas que han asistido o se apuntaron al taller/charla online.

Un webinar al mes, es un contenido económico que crea imagen de marca, te diferencia de la competencia, atrae nuevos clientes y resulta versátil y flexible (lugar, horario, temática, etc. los decides tú). Así que ya sabes, ¡manos a la obra o boca al micrófono y a triunfar!

Categorías
marketing online

¿EN QUÉ CONSISTE LA DIGITALIZACIÓN DE EMPRESAS?

Seguro que conoces a varias personas que están inmersas en un proceso de digitalización de empresas. Puede que incluso tú estés planteándote dar el paso y no esperar más para hacer lo propio con la tuya. En realidad, la digitalización es un camino, que más tarde o más temprano, todos vamos a tener que tomar. Esto va más allá de comprar dispositivos móviles, impulsar la conectividad o crear una página web.

La digitalización de las empresas supone toda una revolución. Muchas veces en el propio modelo de negocio. Además, implica remodelar la casa por completo tocando cimientos y vigas maestras. Puede que tanto cambio asuste un poco. Pero las ventajas que vas a encontrar son innumerables y compensarán con creces todo el esfuerzo. ¿Listo para empezar el proceso? Allá vamos.

Definición de digitalización de empresas.

La digitalización de las empresas es el proceso de transformar de forma profunda una organización empresarial, tomando como base las herramientas tecnológicas y orientando las distintas facetas del negocio al entorno digital. Se trata de un cambio operativo en el que una empresa apuesta por la tecnología para optimizar sus procesos, reducir costes y aumentar su productividad y sus beneficios. Automatizar la cadena de valor y ofrecer tus productos o servicios en plataformas digitales ayuda a que tu empresa se convierta en un negocio autoajustable.

En resumen, se trata en la mayoría de los casos, de reinventarse o morir. Idear un modelo de negocio que funcione en el mundo digital y amoldarnos a ello. Como decíamos al inicio, es un proceso que ha llegado para quedarse. Cada vez son más las compañías que, en un entorno cada vez más demandante, ven la necesidad de aumentar su competitividad y eficacia de esta manera.

Principales beneficios de la digitalización de empresas.

Digitalizar tu empresa supone cambiar tu mentalidad y tu organización hacia lo digital, manteniendo el enfoque en el cliente final. Esto se traduce en diversos beneficios que enumeramos seguidamente:

  1. Llegar mejor y a más clientes: Tus clientes, tanto los reales como los potenciales, se mueven ya en el mundo digital. Es por ello que tu empresa tiene que estar presente donde se encuentran esos clientes. Solo así podrás conectar con ellos, relacionarte y ganarte su confianza.

  2. Mayor satisfacción del cliente: unido a lo anterior podrás comprobar como la satisfacción de los clientes aumenta de manera notable. Podrás comunicarte directamente, prestarás un mejor servicio y todos los procesos serán más rápidos. Como es natural, esto repercute en el cliente que verá que se le atiende mejor y se sentirá importante para tu empresa.

  3. Ahorrar tiempo, costes y energía: Sí, es cierto, en un principio la digitalización puede suponer un importante desembolso de dinero y un gasto importante de esfuerzos y energía. Pero a medio y largo plazo esa inversión inicial se recuperará e incluso traerá un importante nivel de ahorro. Firmar electrónicamente, dejar de gastar papel, realizar reuniones online… son sólo algunos ejemplos de costes que desaparecerán.

  4. Nuevas oportunidades de negocio a tu alcance: Un sinfín de opciones se abren ante ti, ocasiones para explotar nuevos productos o servicios, posibilidad de satisfacer las necesidades de nuevos usuarios… Los cambios en hábitos de consumo y la adopción de la tecnología ofrecen un amplio abanico de oportunidades para crecer que podrás aprovechar.

  5. Mejorar las comunicaciones: No sólo con el cliente a través de nuevos canales, sino también la comunicación tanto interna como externa de la propia empresa. Comunicarte mejor y de forma eficaz hará que tomes mejores decisiones y aumenten tus beneficios.

  6. Poder medir el rendimiento de los procesos: Gracias a la tecnología, tener datos de las diferentes acciones es algo sencillo y rápido. Estas mediciones te ayudarán a mejorar y cambiar cosas que no funcionan sobre la marcha, así serás más dinámico y efectivo.

  7. Aumentar la productividad: Todo lo anterior se traduce entre un 15% y un 25% de mejora de la productividad. Por si fuera poco la transformación digital del tejido empresarial trae un amento del producto interior bruto (PIB) por lo que repercute en toda la sociedad.

Pasos para digitalizar tu negocio.

La digitalización no se realiza de un día para otro. Es un gran desafío que nos obliga a repensar aspectos que parecían inamovibles. Si quieres iniciar el proceso de digitalización de tu empresa, aquí te damos una serie de recomendaciones con las que puedes empezar a trabajar:

  • Lo primero que debes hacer es planificar un proyecto de transformación digital a medio y largo plazo. Aquí te será de gran ayuda acudir a profesionales que puedan realizar un estudio que muestre en qué punto se encuentra tu empresa y hacia dónde se dirige.
  • Una vez tengas claro dónde estás y hacia dónde vas, llega el turno de diseñar una estrategia global. La digitalización no trata sólo de incorporar tecnología en distintos ámbitos. Aunque esto se implemente de manera progresiva, lo importante es concebir el cambio como una transformación profunda que llegue a todos los campos del negocio.
  • Transforma la cultura de tu empresa: No solo tú tienes que ver claro el cambio, todos los trabajadores de tu empresa deben ir en la misma dirección y para ello no podrás escatimar en formación y comunicación. La verdadera digitalización empresarial supone un cambio en la cultura de la organización que afecta a todos los activos.
  • Identifica, conoce y escucha a tus clientes: Evalúa sus nuevas necesidades y trata de satisfacerlas, interactúa con ellos e incentívalos para que propongan ideas (usa las RRSS). Promueve la transformación digital desde dentro (en el ámbito interno de la empresa) hacia fuera (haciendo que tus clientes formen parte de la misma).
  • Emplea herramientas que puedan ayudarte: Existen cantidad de aplicaciones y herramientas que te facilitan la vida, desde las dedicadas a la edición de imágenes e infografías, pasando por la gestión de redes sociales y hasta la realización de procesos de selección online. ¡Sácales partido!

Recuerda que la digitalización de empresas no puede limitarse a un cambio estético o a usar tecnología en procesos que ya no funcionan. El enfoque ha de ser profundo y global. Replantéate las bases de tu negocio y da el salto. Solo las empresas con capacidad de adaptación y en continuo aprendizaje sacarán el máximo partido a la nueva realidad digital.

Categorías
marketing online

¿QUÉ ES UN CMS?

Una página web no es algo estático, por lo general. Una vez que creas la web de tu marca o empresa vas a tener que invertir tiempo (y dinero) en mantenerla, actualizarla y dotarla de nuevo contenido. ¿Cómo puedes llevar a cabo estas acciones sin ser un experto en informática o programación? La respuesta es gracias a un CMS o sistema de gestión de contenidos.

Contar con una página web puesta al día es vital para atraer y mantener clientes, posicionarte mejor, dar una buena imagen… Veamos cómo funcionan los CMS y cómo este tipo de software puede ayudarte y facilitarte la vida de forma intuitiva a golpe de clics.

¿Qué son los CMS o gestores de contenido?

Estas tres letras máginas corresponden a Content Management System, traducido como Sistema de Gestión de Contenidos. Son las palabras clave que te permiten poner en marcha y mantener de forma práctica y rápida un sitio web. Como decíamos al inicio, no todos somos expertos informáticos, programadores o diseñadores web y no todas las empresas tienen recursos para contratar profesionales que se encarguen de su página. Sin embargo, la necesidad de estar en el mundo virtual es real y no contar con un sitio web hoy en día es prácticamente inviable.

Los gestores de contenido (CMS) son softwares o sistemas online que pueden ayudarte tanto a crear como a mantener tu sitio web de forma sencilla así como a administrar contenidos dinámicos tales como blogs, foros o tiendas online. A través de menús y formularios, con una interfaz intuitiva, un CMS gestiona, almacena, guarda y, en definitiva, administra tu página web.

¿Cómo funciona un CMS?

HTML, JavaScript, CSS, ASP, JSP o PHP son lenguajes y conceptos que había que manejar hace años para editar y estructurar contenido web. Hoy en día con un CMS existen dos nociones fundamentales sobre su funcionamiento que has de conocer:

  • Front end: se trata de la página web tal y como la ven los usuarios.

  • Back end: es la parte que se mantiene oculta al usuario y donde solo acceden los administradores y/o editores del sitio. Desde un panel de control se crea, actualiza o elimina el contenido, se escogen diferentes plantillas prediseñadas o se visualizan las métricas de la web, entre otras funciones.

Trabajar mediante un CMS es tan fácil como instalar el software o simplemente vía web al servicio. El sistema de gestión de contenidos se compone de dos partes:

  • El CMA: es la propia interfaz gráfica que a menudo se parece a un procesador de textos toda la vida. Aquí es donde podrás agregar y administrar el contenido de tu web.
  • El CDA: es la aplicación para recoger, almacenar y mostrar el contenido que has creado previamente. La parte que permite hacer visible el contenido en tu web.

Características de un CMS profesional.

Estos son algunos de los requisitos que deberías exigir a un CMS antes de decantarte por cualquiera de ellos:

  • Que tenga una interfaz sencilla: de forma habitual, un CMS será utilizado por personas con conocimientos técnicos a nivel de usuario. Por ello, su interfaz debe ocultar cualquier complejidad tecnológica para que las personas que los usan puedan desde el primer día dedicarse a editar y gestionar contenidos.
  • Contar con distintos perfiles de usuario: a menudo, personas con distintas responsabilidades y funciones tendrán que acceder al CMS, por lo que ofrecer la opción de crear varios perfiles de usuario es fundamental. Además, deben delimitarse de forma clara las funciones de cada uno de ellos.
  • Que posea un editor de texto completo: de nada sirve añadir contenido informe, el CMS tiene que incluir un editor que permita estructurar y dar formato como los procesadores de texto al uso: negrita, cursiva, listas numeradas, párrafos, sangrado, etc.
  • Dar opciones de categorización: es una función imprescindible para no perdernos por los centenares de páginas que puede tener una web, es decir, para poder ir directos a lo que nos interesa.
  • Que permita gestionar de forma separada el contenido y el diseño: o dicho de otra forma, que el diseñador solo tenga que preocuparse de hacer e integrar su diseño y los editores/autores de redactar sus contenidos, sin que los cambios de uno u otro interfieran entre sí.
  • Ser «SEO-friendly»: un CMS debe tener en cuenta la realidad del posicionamiento orgánico y facilitar la generación de sitios web que cumplan con las directrices de los principales buscadores.
  • Que consuma pocos recursos: una web CMS utilizará recursos para su ejecución (memoria, CPU y disco duro). Hay que tratar que este consumo sea lo más pequeño posible para que no afecte al rendimiento general del servidor ni a la experiencia de usuario.
  • Que tenga soporte técnico: al igual que cualquier aplicación informática, un CMS puede dar algún problema durante su uso. Saber que detrás existe un soporte técnico raudo y eficaz es un importante punto a favor. Si además, hay una comunidad amplia de usuarios, tendremos ayuda al instante para solucionar todo tipo de errores.

Principales CMS del mercado actual.

Antes de que te pongas manos a la obra te facilitamos una pequeña lista con los CMS más potentes que te pueden interesar:

  1. WordPress: es el gestor de contenidos más utilizado por su facilidad de uso. Se trata de la mejor alternativa para usuarios novatos que crean su primera web y para la mayoría de sitios web pequeños o sin requerimientos especiales. Ser el CMS más popular hace que tenga una gran comunidad de usuarios.

  2. Drupal: se trata de un gestor mucho más complejo idóneo para webs de gran volumen o grupos empresariales. No necesita plugins externos y está optimizado para el posicionamiento orgánico, una gran ventaja.

  3. Joomla: es un software gratuito y de código abierto con un acabado muy profesional y eficiente. Lo que le hace destacar es la versatilidad de sus extensiones que permiten cambiar por completo la apariencia y funcionalidad de tu web.

  4. Hub: es una plataforma potente y fácil de usar para aquellos que tienen poco conocimiento técnico. No obstante, incluye un sistema de pop-ups y sugerencias sobre sus herramientas para guiarte paso a paso en la creación de tu web, para adaptar tu contenido a los motores de búsqueda o para añadir un chat en vivo si hiciera falta.

  5. Magnolia: este sistema es de pago pero ideal para grandes empresas, startups o tiendas de e-commerce. Ofrece tutoriales para ayudar a los más inexpertos. Es una plataforma pionera en la identificación online a través de la biometría lo que potencia la seguridad.

Ya ves que con la ayuda de un CMS cualquier pequeña y mediana empresa puede tener una página web, blog o un e-commerce totalmente operativa desde el minuto uno sin necesidad de tener un alto conocimiento técnico. ¿Te animas a probarlo y que tu web no pare de crecer?

Categorías
marketing online

LA IMPORTANCIA DEL BRANDING Y EL NAMING EN LAS MARCAS

Las marcas generan sensaciones y emociones en los consumidores. Incluso si no has comprado nunca cierto producto de la marca X evocar su nombre dispara automáticamente ideas en tu cerebro. ¿Te has parado a pensar cómo consiguen las marcas crear esas impresiones y efectos? Cada elemento que conforma la marca nos está intentando enviar un mensaje concreto y el nombre es sin duda uno de los elementos más potentes. Hoy hablamos de branding y naming porque, seas una empresa grande o pequeña, cuidar estos detalles te puede ayudar a posicionarte mejor en la mente del consumidor y ante la competencia.

Hay todo un mundo más allá de “Calzados Pepito” o “Taller Suárez” ¿te animas a dar con el nombre y la imagen que enamore al público?

Branding y la construcción de marca.

Nombre, logotipo, claim, colores corporativos, página web, tarjetas de visita, imagen de la tienda física o e-commerce, storytelling, comunicación en RRSS, normas de estilo… Son solo algunos de los ingredientes que conforman el branding o la gestión de marca. Branding es, por tanto, todo aquello que afecta a la construcción de la imagen de una marca, muy especialmente todo lo que implica un impacto visual y emocional. El objetivo del branding, de hecho, es crear conexiones y sensaciones conscientes e inconscientes en las personas para, así, influir en sus decisiones de compra.

Una marca, en definitiva, es más que un nombre y un logotipo, es todo un cúmulo de sentimientos y experiencias que diferencian una empresa de otra. Formar una imagen positiva y conquistar la mente y el corazón de los consumidores es lo que busca el branding para lograr destacar frente a la competencia, conseguir mayor visibilidad y estar mejor posicionados.

Clases de branding.

Es importante resaltar que el branding no solo afecta o se aplica a las marcas sino también a las personas, es por ello que podemos diferenciar tres tipos de branding:

  • Branding corporativo: es aquel que rodea a las marcas y empresas de toda índole. Podemos decir que se trata del branding tradicional, en el que pensamos normalmente al citar esa palabra.

  • Branding personal: aquí el branding se centra en una persona, en trabajar la marca personal de un individuo concreto. Se analiza y se actúa sobre la manera en que es percibida una persona gracias a las acciones que lleva a cabo y cómo las comunica y transmite. Sin duda, en la era de los influencers y las Redes Sociales es un branding que ha cogido mucha fuerza.

  • Employer branding: quizás sea el tipo de branding más novedoso y desconocido y consiste en trabajar la marca de un empleado. Se parte de la base de que el empleado es considerado un embajador de la marca o empresa a la que representa. 

Principales elementos del branding.

Son muchos los aspectos que se emplean a la hora de construir una marca pero en general podemos englobarlos en dos grandes bloques:

  • La identidad corporativa: aquí encontramos toda la parte visual de la marca por lo que el diseño gráfico juega un papel fundamental. Colores, formas, imágenes, logotipo… configuran la identidad y los rasgos característicos de la marca. Gracias a estos elementos podremos reconocer una marca concreta en distintos lugares y entre diversos productos.

  • El posicionamiento de marca: aunque la parte visual debe ir de la mano, aquí nos centramos en lo que percibe el consumidor de la marca, la idea que se hace de ella. Dicho de otro modo sus cualidades y personalidad que vienen definidas por los mensajes que lanzamos, la manera de comunicarnos, el trato que se le da al cliente, etc.

Naming: creación de nombres para marcas, productos o ideas.

El naming como parte clave del branding se ha convertido en un proceso casi místico existiendo empresas que se encargan exclusivamente de eso, de bautizar marcas. Todos buscamos un nombre brillante a la par que sencillo, bonito, original, que suene bien, que pueda usarse de forma internacional, con significado… Teniendo en cuenta que solo en España se registran decenas de miles de marcas y nombres al año, acertar y destarcar en ese aspecto no es tarea fácil. Así que no es de extrañar que haya expertos en naming aunque los acrónimos y los nombres propios sigan a la orden del día.

Dar importancia al nombre de tu marca y que de partida tenga un significado relevante es necesario pero has de tener claro que lo que va a dotar de contenido a tu nombre al final será tu propuesta de valor, la interacción con el público y el paso del tiempo. Dicho esto, veamos cúales son las características de un buen nombre:

  • Memorable y llamativo: que impacte de primeras.
  • Breve: ya sabes que lo bueno si breve dos veces bueno.
  • Coherente y relevante: acorde a lo que la marca representa.
  • Legible y pronunciable: deja a un lado los trabalenguas.
  • Registrable: no vaya a ser que ya exista.
  • Adecuado para nuestro público objetivo: siempre tenemos que tener en cuenta a quién nos dirigimos.

Proceso para la creación de un nombre.

Aunque dar con el nombre adecuado no es ciencia sí que existen una serie de pasos que pueden ayudarte:

  1. Tener bien definida la marca, sus valores, atributos personalidad y posicionamiento.

  2. Analizar los nombres que se están utilizando en nuestra categoría y ordenarlos en mapas conceptuales.

  3. Analizar también el naming de categorías paralelas dentro del mismo territorio conceptual en el que queremos ubicarnos.

  4. Brainstorming, apuntar sin filtros todos los nombres que nos vengan a la cabeza por muy absurdos que parezcan.

  5. Combinar y construir nuevas opciones a partir de la lista anterior.

  6. Filtrar los que suenen mejor, los que no estén registrados previamente, los que mejor se recuerdan, etc.

  7. Poner los nombres en contexto. Cuando ya tenemos unos finalistas es necesario usarlos en un contexto de interacción real y ver cómo funcionan.

Y recuerda que una vez tengas una pequeña lista de nombres candidatos para tu marca lo mejor es plantearte una serie de preguntas que hagan de filtro final. Responder estas cuestiones nos ayudará a descartar opciones que en principio podían parecernos perfectas:

  • ¿Puede tener asociaciones negativas?

  • ¿Puede registrarse sin modificarlo?

  • ¿Tiene sonoridad y es agradable?

  • ¿Es fácil de recordar?

  • ¿Se alinea con nuestra propuesta de valor?

  • ¿Potencia el territorio y el significado de la marca?

  • ¿Es suficientemente flexible?

Puede que hasta ahora poner nombre a tu perro o a tu hijo haya sido tu proceso de naming más difícil pero ya ves que encontrar el nombre ideal para tu marca puede ser también muy complicado. Los expertos en naming pueden ayudarte no solo con el nombre de tu empresa sino con el nombre de tu banda de música, de tu primer libro, de tu barco, de tu fiesta de cumpleaños o del hastag para una campaña solidaria. El naming es un mundo mucho más amplio de lo que parece y a menudo todo lo que hemos explicado no sirve de nada porque ¿cómo se llegó a llamar “Manzana” en inglés a una de las tecnológicas más innovadoras del mundo? Y sin embargo, ¡funciona!

Categorías
marketing online

LEAD NURTURING O EL ACOMPAÑAMIENTO AL CLIENTE

A todos nos gusta que nos cuiden, que nos mimen, sentirnos únicos e importantes… ¿verdad? El lead nurturig es una técnica de marketing que precisamente busca eso, acompañar al cliente durante todo el proceso de compra haciendo que se sienta especial, ofreciéndole aquello que precisa en cada momento y consiguiendo que la relación con la marca se refuerce.

Parece algo lógico y sencillo, pero ¡qué difícil es acertar cuando tenemos que cuidar y mimar no a unas pocas personas sino a miles de ellas! Te ayudamos a dar con las claves para que “nutras” la relación con tus clientes y logres los frutos deseados.

¿De qué trata el lead nurturing?

Conseguir que una persona nos facilite sus datos y se convierta en un “prospecto” , lead o cliente potencial no es sencillo. Pero aún es más complicado que ese preciado contacto acabe siendo un cliente. De hecho, casi tres cuartas partes de los leads que captan las empresas nunca se convierten en clientes. Parece obvio que hay que mejorar esa proporción y es ahí donde entra en juego el lead nurturig, un nexo de unión entre marketing y ventas que busca crear relaciones de valor con los usuarios acompañándolos en todo el proceso de compra para conseguir que terminen siendo clientes.

El lead nurturing se considera parte del inbound marketing y está estrechamente relacionado con la tecnología ya que el email marketing y sus herramientas asociadas son una de sus principales armas. El objetivo es mandar información valiosa al posible cliente para convencerle de realizar una compra y para construir con él una relación de confianza con vistas a futuro.

Si hacemos una traducción literal lead nurturig significa alimentar o nutrir contactos. Pero ¿a base de qué tenemos que alimentar a nuestros posibles clientes? No hay una respuesta aplicable a todos en general porque a algunos les gustará la carne y a otros los platos con verduras. Es decir, tenemos que crear un menú personalizado para cada uno de nuestros leads. Dicho de otro modo, hemos de ofrecer contenido adaptado y pensado para sus intereses, contenido relevante y de utilidad, contenido que cree un vínculo entre el usuario y la empresa.

Fases del lead nurturing.

Generalmente estas son las 6 etapas que han de trabajarse en el proceso de lead nurturing:

  1. Informar: es la primera toma de contacto del cliente potencial con el producto o servicio ofrecido.

  2. Educar:  en las primeras fases del nurturing, se llevan a cabo diversas acciones educativas para mostrar los beneficios de los productos o servicios a tus clientes potenciales.

  3. Involucrar: es el momento en el que se espera que el usuario haga alguna acción para comprometerse con la compra, como por ejemplo, completar un registro. A partir de aquí llega el momento de iniciar una conversación.

  4. Validar: a pesar de haber completado el paso anterior, ahora toca asegurarse de que el lead va a continuar el proceso y no va a quedarse a un paso de la compra.

  5. Convertir: es el obejtivo principal pero no el final del proceso, hay que seguir trabajando y teniendo relación para que el cliente quede completamente satisfecho con la compra.

  6. Mantener: se trata de fidelizar ofreciendo otros productos o servicios relacionados, informando de nuevas ofertas que puedan interesarle, dando una serie de beneficios por ser ya cliente, etc.

Herramientas del lead nurturing.

Ya hemos dicho que el email marketing y sus derivados son una de las utilidades fundamentales del lead nurturing. Sin embargo, no se trata de hacer envíos masivos de correos electrónicos, sino que hay que ir mucho más allá. Aquí tienes algunas herramientas que te llevarán al éxito:

  • Lead scoring: la calificación de leads es una técnica de marketing automatizada que tiene como objetivo clasificar los clientes potenciales de una base de datos. Es una estrategia de cualificación y puntuación de leads que busca determinar cuáles son los que tienen más posibilidades de realizar una compra.

  • Listas dinámicas o inteligentes: resultan imprescindibles para poder realizar campañas muy precisas. Permiten la creación de parámetros de filtración automática, por ejemplo, incorporar a la lista a los usuarios que han visitado 3 o más veces tu web o los que lo han hecho en los últimos 2 días.

  • Triggers: traducido como gatillo o disparador es una función clave en el lead nurturing ya que permite programar una serie de acciones en el momento en que se den determinados condicionantes.

  • Workflows: se trata de acciones concretas que preceden a los triggers. Por ejemplo, el envío de una cadena de emails para las personas que están en la listas o la incorporación de SMS.

  • CTAs dinámicos: botones con llamadas a la acción personalizables en función del perfil de cada usuario.

  • Retargeting: anuncios personalizados según el comportamiento del usuario pero con un contenido educativo y no estrictamente publicitario.

  • Chatbots: pueden usarse para ofrecer información personalizada y para poder una llevar a cabo una mejor nutrición del lead.

Ventajas de introducir el lead nurturing en tu estrategia digital.

Aquí te mostramos algunos de los principales beneficios de aplicar el lead nurturing y dedicar tiempo a personalizar el contenido que diriges a tus potenciales clientes:

  • Aprovechas los momentos de interés alto de los usuarios. Contactar cuando nuestro lead se ha descargado un ebook, por ejemplo, y no una semana después, es fundamental. Relacionarse con el usuario cuando deja sus datos y ofrecerle contenido relacionado en ese preciso momento nos pone en una situación muy favorable.

  • Mantienes una comunicación coherente. Ofreces contenido e información en el momento preciso y no fuera de lugar o de manera automática. Esto hará que la comunicación con tu lead sea fluida y que él perciba que es importante.

  • Consigues más información de tus usuarios. Al lograr que aumenten la confianza en ti, los datos que obtengas serán más abundantes y más fiables.

  • Puedes segmentar y personalizar tu base de datos y esto te garantiza una mayor eficacia en tus comunicaciones.

  • Ves de forma clara todo el proceso de marketing lo que permite optimizar los flujos de trabajo.

  • Mejoras el ROI (retorno de inversión) de las campañas de marketing ya que se consiguen más conversiones a un coste inferior.

  • Detectas oportunidades de negocio pudiendo crear patrones.

  • Ahorras recursos tanto de tiempo como de energía.

  • Disminuyes el riesgo de rechazos y abandonos.

  • Conviertes más clientes potenciales en clientes reales.

Una vez más centrarse en las personas es la clave, algo beneficioso tanto para los consumidores como para las marcas. Encauza tus campañas de marketing a conocer, empatizar y conectar con tus clientes potenciales. Ya verás como esa planta que riegas con cariño crece, madura y da sus frutos.

Categorías
marketing online

¿QUÉ ES UN E-COMMERCE? PRINCIPALES PLATAFORMAS

Comprar y vender productos o servicios a través de la red es más que una tendencia. El auge de los e-commerce no ha parado desde 2020 convirtiéndose en la base del modelo de negocio de cada vez más marcas. Un dato: en el año 2021 el 23% de las compras que se hicieron en España fueron online. Esto nos da una idea de cómo el comercio electrónico ha puesto patas arriba al comercio tradicional.

Subirse al tren de las tiendas online no es ya una opción sino una necesidad para todo aquel que quiera seguir vendiendo. Aún estás a tiempo, conoce los fundamentos del e-commerce y crea el tuyo propio utilizando alguna de las plataformas más sencillas y efectivas que existen en la actualidad.

¿Qué es exactamente un e-commerce?

Un e-commerce o comercio electrónico no es más que un sitio web donde una empresa o autónomo pone a la venta sus productos o servicios. Todo el proceso de compra puede llevarse a cabo en la misma página, desde la visión del producto hasta el pago del mismo. Seguido, los productos se envian al lugar que el comprador haya elegido (puede ser su propio domicilio, su lugar de trabajo o algún establecimiento).

La rapidez y la comodidad son dos de las características de las tiendas virtuales que más valoran los usuarios. No hay que trasladarse a ningún lugar para realizar la compra, que puede hacerse en pijama desde el sofá de casa, se ahorran las temidas colas para pagar y todo está disponible a golpe click.

Existen diferentes tipos de e-commerce atendiendo al público al que se dirigen:

  • B2C (business to consumer): es el modelo más habitual y que todos conocemos donde una tienda online vende sus productos o servicios al consumidor final. Por ejemplo, una zapatería virtual.

  • B2B (business to business): en este caso se vende en exclusiva a público profesional como empresas y autónomos. Sería el caso de una agencia de marketing digital que ayuda a otras empresas 😉

  • C2C (de consumidor a consumidor): el intercambio aquí se realiza entre consumidores, es el caso de Vinted o Wallapop.

Cómo crear tu e-commerce con una plataforma.

Hacer una tienda online puede parecer algo simple: fotografiamos nuestros productos, les ponemos precio y esperamos a que lleguen los pedidos. Sin embargo, tal y como sucede en el comercio tradicional, existen muchos factores que hay que tener en cuenta. En primer lugar, hay que disponer de un dominio, seguido se debe contratar un alojamiento con un servidor rápido y altos estándares de seguridad y, lo más importante, habrá que decidirse por una plataforma o CMS en la que crear la tienda virtual.

Aunque el e-commerce no tenga un espacio físico determinado la plataforma que elijamos sí tendrá sus particularidades. Al igual que una tienda física puede contar con un escaparate de gran tamaño o uno pequeño y tener más o menos metros cuadrados, cada plataforma posee también unas características concretas.

Según el público al que nos dirijamos, la clase de producto o servicio que vendamos, los objetivos que fijemos para nuestra tienda, etc. elegiremos una u otra plataforma online para crear nuestra tienda virtual. Hoy en día existen infinidad de plataformas de comercios electrónicos que facilitan el paso a la venta online y no suponen una inversión económica excesiva.

Una plataforma e-commerce es en resumidas cuentas un sistema de software que permite realizar compras y ventas, con un catálogo de productos, plantillas, métodos de pago y bases de datos que puedes elegir según tus necesidades. Antes de hablar de plataformas concretas te decimos qué hay que tener en cuenta para optar por una u otra:

  • El sector de tu negocio y el momento en el que está.

  • La usabilidad que va a ofrecer la tienda.

  • El soporte técnico que ofrece la plataforma.

  • Si el software es o no de código abierto.

  • Las opciones de atención al cliente.

  • Las funcionalidades en cuanto a diseño, SEO, email…

  • La integración de pasarelas de pago.

  • Las divisas e idiomas en los que vas a operar.

Principales plataformas de e-commerce.

A continuación te mostramos 5 de las plataformas de tienda online más populares y solicitadas por emprendedores tanto en España como a nivel mundial:

  • WooCommerce: es un plugin gratuito para WordPress que te ayudará de forma automática, rápida y sencilla a crear una verdadera tienda online. Cuenta con muchas funcionalidades básicas así como diferentes temas, plantillas y complementos que podrás personalizar. La descarga es gratuita y el plan básico de código abierto, no obstante, necesitarás alquilar un alojamiento y algunas extensiones concretas son de pago.

  • Shopify: es una de las plataformas más usadas a nivel mundial y de manejo más sencillo. Existen diferentes suscripciones según cuáles sean tus necesidades y cuenta con asistencia disponible las 24 horas. Es muy segura en cuanto a protección de datos y sus plantillas y temas son muy variados para poder crear un e-commerce atractivo.

 

  • Prestashop: con una interfaz muy llamativa e intuitiva es la plataforma predilecta en España. Es fácil de usar y gratuita en sus formas más básicas aunque requiere contratar un servicio de hosting. Es ideal si tienes un comercio minorista y es la primera tienda online que montas ya que instalar el plugin es muy sencillo y rápidamente podrás arrancar tu comercio virtual.

 

  • Magento: esta plataforma tiene su versión gratuita de código abierto y otra versión de pago en la que la propia Magento se encarga de toda la gestión de tu tienda. El precio de esta versión de pago es alto por lo que su uso suele estar limitado a grandes empresas. El software es escalable y cuenta con gran cantidad de funcionalidades y distintas opciones de servicio de asistencia.

 

  • Ecwid: se trata de una aplicación de compras que puedes añadir a tu sitio web de forma fácil y sin necesidad de tener conocimientos de programación. Cuenta tanto con versión gratuita como varios planes de pago que se adaptan a lo que necesitas en cada momento. Además, te permite vender tus productos en redes sociales o a través de tu propia aplicación móvil.

Si todavía estás dándole vueltas a la idea de empezar un negocio online, no lo dudes, éste es un buen momento. Los expertos predicen que dentro de 3 años el mercado mundial del e-commerce estará valorado en más de 24 billones de dólares. Así que ya sabes, decántate por la plataforma que mejor se adapte a tus conocimientos y a tu bolsillo y dispón de tu propia tienda virtual para ver cómo crecen tus ventas más que nunca.

Categorías
marketing online

SCHEMA Y EL FUNCIONAMIENTO DE DATOS ESTRUCTURADOS

Es probable que ya te consideres un entendido en SEO o que al menos sepas qué son las keywords, uses URL friendlys y utilices imágenes optimizadas. Sin embargo, siempre podemos dar un paso más para mejorar nuestro posicionamiento en buscadores y proporcionar, a la vez, una mejor experiencia a los usuarios de Internet, como es el caso de Schema.

Agregar datos estructurados a tu página web será un antes y un después en tu crecimiento digital y puede marcar la diferencia respecto a la competencia. Pero ¿qué es exactamente Schema y cómo podemos incluirlo en nuestra estrategia SEO? Continúa leyendo y da un salto cualitativo.

¿Qué es Schema?

Schema es el lenguaje más extendido de datos estructurados que se añaden a un sitio web para proporcionar más información y contexto a los buscadores sobre el tipo de contenido que se está ofreciendo. Este “vocabulario” compuesto de código o etiquetados, facilita a robots como Google entender mejor lo que están indexando y, por consiguiente, mostrar tu página cuando las búsquedas sean afines a tu contenido.

Dicho de forma más sencilla, Schema y los datos estructurados son información extra que le damos a Google para que nos posicione cada vez mejor. Optimizar la visibilidad de tu web, por supuesto, trae otros beneficios como aumentar el CTR (tasa de clics) y reducir el número de rebotes.

¿Por qué se creó Schema y cómo se estructura?

La semántica web comenzó con el título, la descripción y alguna palabra clave que calificaban los sitios web. Pero pronto dejó de ser suficiente y la información para que los “bots” entendieran y clasificaran contenido fue en aumento, con los problemas y dificultades que esto suponía. En pos de soluciones, buscadores como Google, Bing o Yahoo se unieron para crear un lenguaje de etiquetado universal y, de alguna manera, hablar un mismo idioma. Así surgió schema.org.

Este lenguaje de marcado no deja de ser un conjunto de etiquetas HTML que se usan para describir contenido. El marcado Schema se emplea para identificar todo tipo de ítems pero algunos de los más habituales son los siguientes:

  • Productos

  • Artículos (blogs/noticias)

  • Eventos

  • Personas

  • Organizaciones

  • Recetas

  • Reseñas

  • Películas

  • Vídeos

  • Logotipos

  • Negocios locales

Pongamos algún ejemplo. Cuando buscas en Google una película, entre los primeros resultados pueden aparecer páginas que ofrecen una valoración (ranking con estrellitas) o un texto enriquecido con el año de producción, la duración o el nombre de los protagonistas. Si buscamos una receta de tiramisú, por otro lado, sucede lo mismo. En la parte más alta hallaremos páginas que incluyen los ingredientes y hasta una fotografía.

Como ves, incluir con Schema opiniones o las características específicas de un producto como un libro o una unas deportivas puede marcar la diferencia y posicionarnos de forma ventajosa.

¿Cómo puedes añadir datos estructurados a tu web?

Si tienes conocimientos técnicos y sabes de lenguaje HTML no tendrás problema, pero si careces de este tipo de formación, no te preocupes porque existen múltiples tipos de generadores de Schema que te podrán ayudar a crear el fragmento de código de forma sencilla. Si optas por esta opción solo tendrás que rellenar los campos con la información que ofreces en tu página web.

De todos modos, aunque no haga falta ser ningún experto en el tema, si que conviene tener muy claro algunos aspectos:

  • Algo básico es saber reconocer qué representa cada campo en el que vamos metiendo la información y cuál sería su impacto en el schema indicado.

  • Por supuesto, es fundamental que el contenido que mostramos a Google sea auténtico y original. Si lo cogemos de otra página o aparece varias veces en nuestro sitio web será considerado contenido duplicado y no apareceremos en sus resultados. Utilizar el marcado de datos estructurados de Schema (schema de autor) puede ser la solución para probar tu autenticidad.

  • También es básico conocer la intención de búsqueda de los usuarios. Si el destinatario de tu contenido es una persona experta o un profesional, el contenido debe ser mucho más elaborado y emplear términos específicos. Si te diriges a un público menos técnico podrás mostrar un contenido, a su vez, menos complejo.

  • Del mismo modo, hay que asegurarse de que la categoría de negocio que muestras en tus datos estructurados coincide con el contenido de la página web.

Dicho esto te mostramos algunos de los schema generators o generadores de datos estructurados más utilizados que podrán ayudarte a obtener un mejor posicionamiento y a propiciar más tráfico:

  • Schema Pro: con un modo de uso muy sencillo tendrás acceso a 13 esquemas distintos y podrás automatizar el marcado. Incluye soporte total pero, en el otro lado de la balanza, es de pago.

  • Schema Markup Generator de RankRanger: con más de 10 posibles esquemas para crear, esta herramienta genera el código completo para contar con contenido enriquecido. Solo hay que ir rellenando la información que pide en distintos recuadros y luego obtener el código de forma gratuita. Ahora ya puedes llevarlo a tu web.

  • Generador de eschema JSON-LD de JDFlynn: con una interfaz simple solo tendrás que seleccionar el esquema y las etiquetas necesarias. Una vez elegidos los datos, tendrás un código completo que podrás descargar y copiar y pegar gratis en tu sitio web.

  • Asistente para el marcado de datos de Google: que Google es más que un mero buscador es algo que ya sabes. Cuenta con multitud de herramientas para facilitarnos la vida y entre ellas está un generador de datos estructurados. Gracias a su asistente puedes etiquetar elementos y descargar el HTML para cargarlo en tu web de forma fácil y rápida.

Ahora que conoces distintas opciones ya puedes ponerte en marcha para ayudar a los buscadores a entender mejor tu página web y que, en consecuencia, te coloquen en mejor posición. Utilizar los marcados de Schema te dará un importante impulso a la hora de optimizar tu SEO y los beneficios vendrán seguidos con una etiqueta de “buen trabajo”.